top of page
  • Altorre

Carta abierta al Gobernador de Michoacán, Alfredo Raírez Bedolla de trabajadores de arte y cultura




Morelia, Michoacán a 13 de diciembre de 2022


Al Gobernador del Estado de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla

Al pueblo de Michoacán

A quien corresponda


La Secretaría de Cultura de Michocán está acéfala, pero no porque Gabriela Molina Aguilar haya abandonado el puesto apenas comenzado su gestión, sino porque se ha convertido en costumbre que los titulares de esta Secretaría lleguen sin un proyecto o un plan para el estado en materia de arte y cultura, y peor aún, sin un diagnóstico real y profundo de cuál es la situación en la materia.


¿Qué es el arte y la cultura para la Secum? ¿Qué o quiénes son los artistas? Hay una clara contradicción entre el discurso y los hechos. Se habla de Michoacán como un estado que se caracteriza por su arte y por su cultura, la identidad de los michoacanos está sustentada en las obras de artistas y creadores; son las danzas, la música, la literatura, el teatro, la arquitectura, la plástica y etcétera, lo que habla y da cuenta de este pueblo, de lo indígena a lo contemporáneo. Pero en la realidad, la visión que tiene el gobierno estatal de los artistas es la de entes que fueran menores de edad. A los creadores y creadoras se les minimiza, se les obliga a sufrir una burocracia absurda y se les humilla, al otorgárseles un trato diferenciado al que se da a los artistas internacionales, por ejemplo, a quienes no se les hace pasar por ninguno de estos obstáculos.


La Secum debería velar por los intereses de las y los artistas, protegerles, impulsarles, apoyarles, conocerles al menos. No se trata de que se reparta dinero pero sí de que defienda y gestione presupuesto. El elitismo, el clasismo, el amiguismo, la importación de funcionarios y de artistas de la capital del país y el centralismo, no han permitido, desde la creación de la Secum, que el sector cultural y artístico se desarrolle en todas sus capacidades, redundando en un beneficio para la población. Es increíble que, a pesar de que muchos artistas, la mayoría, han decidido no trabajar con la institución, en algún momento la misma Secum se convierte en un obstáculo para la creación.


Sin embargo no es nuestra intención que la Secum desaparezca, todo lo contrario, exigimos que las y los encargados del arte y la cultura en Michoacán sean funcionarios a la altura de las urgentes necesidades del estado, se requieren personas capaces y cercanas al medio; que el gobierno, de una vez por todas, asuma la responsabilidad que su postura política y social conllevan y sea consecuente con las ideas y slogans que repiten una y otra vez: “El arte resarce el tejido social”, “Cultura para la paz”, “los artistas son el orgullo de nuestro pueblo”… Pensamos que es fundamental que Michoacán tenga una Secretaría de Cultura íntegra y operativa para impulsar de manera real y concreta la gran industria cultural del estado ya que los artistas son una parte fundamental de la economía del mismo.


Exigimos también que exista una repartición equilibrada y transparente de los recursos económicos a los festivales. No estamos en contra de los festivales, internacionales muchos de ellos, pero no podemos quedarnos cruzados de brazos aceptando cómo toda la infraestructura, estructura, recursos humanos e incluso ánimos se desbordan para apoyar a los que más tienen, mientras muchas áreas del quehacer cultural y artístico están prácticamente abandonadas, sectorial y territorialmente. La proyección de las y los artistas michoacanos debe ser equilibrada en relación a estos festivales, de manera que la oferta cultural redunde en una derrama cultural para la sociedad entera.


Por lo tanto le exigimos al gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla que asuma con responsabilidad el nombramiento de quien sea titular de la Secretaría de Cultura: alguien que se encuentre a la altura de estos retos y que los enfrente con integridad y compromiso, no como una beca, un año sabático o un escalón en su carrera política. Que el perfil de él o la titular sea el adecuado y coherente con la transformación que necesita el país. Sería grave que se nombrara, una vez más por compromisos políticos, a alguien sin experiencia en el sector, sin conocimiento de las complejas problemáticas ni de la enorme riqueza cultural y artística de Michoacán.


Porque el arte y la cultura importan y deben ser ejes fundamentales para la reconstrucción social.


Atentamente.

Creadores y creadoras, gestoras, gestores, artistas, promotores y promotoras, agentes culturales, artesanos y artesanas del estado de Michoacán.


#lasecumsomostodos #nomassimulacionenmichoacan #laculturaesunderechohumano #LaCulturaImportaNoMásSimulación

#movimientosinnombre

#escuchaalfredolaculturaesnuestralucha

#losfavorespoliticosmatanalasecum




bottom of page