• Altorre

Carta abierta al Priismo michoacano.



Morelia, Mich., 7 de marzo 2020.-

A los Priistas.

A los michoacanos.

Ante los acontecimientos que se viven al interior del PRI estatal, en mi condición de representante de la Planilla Única registrada oportuna y adecuadamente, para renovar el Consejo Político Estatal, en noviembre del año pasado, comparto con priistas y michoacanos todos, la información.

En noviembre el CEN del PRI emitió convocatoria para la renovación el Consejo Político Estatal, registramos oportunamente una planilla con 282 propietarios y 282 suplentes. Se le negó el registro porque desconocen la militancia de los integrantes y estamos combatiendo esa indebida decisión en los Tribunales Electorales. Jurídicamente nos asiste la razón.

Sin que ese proceso estuviera definitivamente concluido, el CEN lanzó una nueva convocatoria.

La postura del Comité Nacional es que en Michoacán hay varias expresiones políticas: marcadamente dicen la de Enrique Ochoa Reza, Marco Polo y de Salvador Jara.

Nosotros pedimos ir a la elección, rotundamente se negaron. Y como si fueran “dueños” de militantes y partido dijeron: a cada uno le tocan tantos consejeros y el Comité Nacional va a poner el 20 por ciento de estos.

Esto resulta inaceptable, ir contra la voluntad de la militancia perdemos credibilidad y la confianza ciudadana, con los resultados electorales que conocemos; con el tiempo nos dimos cuenta que lo que el Comité Nacional quiere es tomar el partido estatalmente, para empoderar a los políticos que responden al interés de quien tenemos tan malos recuerdos: Alfredo Castillo.

No hay certeza de cómo finalmente vaya a quedar el Consejo Político, nosotros usaremos todas las vías legales.

Está claro que su maniobra es dejar pasar el tiempo para sustituir a Víctor Silva Tejeda como Presidente Estatal con un delegado nombrado por el Presidente Nacional, que llevará a cuestas el apellido Castillo.

No podemos convalidar un proceso de renovación del Consejo Político, que se hace con toda inequidad y menos aún para convalidar una dirigencia estatal a capricho del presidente del Comité Nacional.

El Comité Nacional no ha respetado la legalidad, no respeta el valor de la militancia y pretende imponer; asume una actitud dictatorial, con un desdén por la voluntad de la militancia que no le dejan votar y decidir.

Nuestra decisión y actitud no es resultado de un capricho ni apresurada. Tomamos distancia de procedimientos legalmente torcidos porque siempre hemos respetado a la militancia. Por nuestra convicción que es la misma que la de la mayoría de la militancia, no podemos convalidar decisiones cuyo objetivo no es le de fortalecer el partido, sino entregar la dirigencia grupos que en el pasado reciente dañaron al estado, le faltaron al respeto a los actores importantes de la entidad y provocaron una derrota desastrosa del PRI.

Con ese PRI no vamos a ningún lado. Somos priistas pero somos distintos. La verdadera militancia no amenaza, no utiliza la estructura del poder para fines propios y no inventa candidatos que van a las urnas a perder. La verdadera militancia asume con humildad la derrota y trabaja con todos para ganar un espacio de gobierno en el que haya beneficio colectivo.

Por esta razón, ante procesos impositivos, de inequidad, hemos decidido no participar en ellos, para no convalidar decisiones antidemocráticas. Es un acto de congruencia, de dignidad.

El tiempo, inexorable, pone las cosas en su lugar.

Ing. Cuauhtémoc Ramírez Romero

(Rúbrica)

16 vistas0 comentarios

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"