• Altorre

Coespo presenta información de Michoacán, ante la crisis de la epidemia por COVID-19



Morelia, Michoacán a 12 de agosto del 2020.- A fin de ofrecer un insumo para el análisis y toma de decisiones que favorezcan la recuperación económica en el marco de la contingencia sanitaria, tanto en los hogares como en las unidades económicas de los distintos sectores productivos en Michoacán, el Consejo Estatal de Población presenta el Boletín Sociodemográfico “Pobreza en Michoacán ante la contingencia del COVID-19”. De acuerdo con estimaciones de distintos organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, la crisis sanitaria en el mundo derivada del Covid 19, no solo ha tenido un impacto en la salud y modos de vida de las personas, sino también amenaza de manera alarmante con una crisis económica, de proporciones equivalente a la Depresión de 1929.  La instancia prevé para la región, una contracción del Producto Interno Bruto regional, un significativo aumento en la tasa de desempleo de hasta un 10 por ciento y con ello un crecimiento en el número de pobres, que pasaría de los 185 millones actuales a unos 220 millones en la región. En el mismo sentido el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social ha advertido para México, la posibilidad de revertir los avances alcanzados en diez años de 2008 a 2018, con un saldo de al menos 10 millones de nuevos pobres. “Para Michoacán esta proyección, podría significar retroceder en la disminución histórica de la pobreza alcanzada en los primeros dos años de la actual Administración estatal encabezada por el Ing. Silvano Aureoles Conejo, de 2016 a 2018 de 9.3 puntos porcentuales. De ahí que, lograr contener el impacto económico de la actual crisis sanitaria, es un propósito en el que debe concurrir la más amplia participación de los actores públicos, sociales y económicos en la entidad”, señaló Elizabeth Juárez Cordero, directora del Consejo Estatal de Población. En Michoacán en los últimos diez años los indicadores de carencias sociales que presentaron una mayor reducción, fueron los servicios de salud de 55.6 a 21.2 por ciento y el acceso a la alimentación de 31.8 a 21.1 por ciento. En este sentido, es fundamental asegurar cuando menos la no disminución de estos derechos sociales, claves para la recuperación social y económica, como la salud, el acceso a servicios básicos de la vivienda y la alimentación. “Las acciones que tempranamente se impulsaron desde el Gobierno del Estado respecto del subsidio al impuesto de nómina, como los créditos de 6 a 250 mil pesos, dirigidos a empresas familiares, pequeñas y medianas; junto con la entrega focalizada y prioritaria de despensas a través del Programa Michoacán Alimenta han jugado un rol fundamental en la protección del empleo y el acceso a la seguridad alimentaria”, mencionó la titular de Coespo Elizabeth Juárez Cordero. Adicionalmente, se presentan una serie de propuestas de acción gubernamental generadas por instancias nacionales e internacionales desde el ámbito local, relacionadas con la priorización del gasto público, la incorporación de criterios estadísticos y sociodemográficos en la generación de la política pública encaminada a la atención y recuperación económica, coordinación entre el estado y los municipios, generación y promoción de empresas sociales y/o cooperativas, así como el turismo sustentable. Fortalecimiento y capacitación a los gobiernos municipales sobre el uso eficaz y eficiente de los recursos, operación de los programas sociales sujetas a reglas claras, transparencia y rendición de cuentas, fomento de acciones a través del voluntariado y la sociedad civil organizada, acompañamiento y asesoría en materia de protección de derechos al trabajador, así como el aprovechamiento del trabajo y la contribución intergeneracional, como parte de la recuperación económica y social en Michoacán.

42 vistas0 comentarios

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"