• Altorre

"De la mentira Ejecutiva a la incredulidad de su enfermedad. Trino humillado en su liderazgo".

Por Víctor Armando López/ Altorre

Morelia, Mich., 25 de enero de 2021.- Deseamos que por el bien de su persona y de la nación el Covid-19 que adquirió el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sea controlado y que no pase a mayores. Sería un pensamiento y acción muy baja desear que le vaya mal con esta enfermedad mundial.

A mediados de diciembre del año pasado el columnista Darío Celis señaló que AMLO y algunos integrantes de su gabinete ya habían sido vacunados con un “antígeno chino”, por lo que aparentemente no corría ningún peligro. Incluso, hay que recordar que el Ejecutivo federal en todo momento se ha negado a usar cubrebocas, al tiempo que sostiene reuniones privadas y eventos públicos de esta forma por todo el país.

Incluso, ha ido más allá, al desafiar a entidades que tienen prohibido que la gente ande sin cubrebocas (como es el caso Michoacán) y acudir a ellas sin ninguna protección. Hasta llegar a declaraciones como: “No mentir, no robar y no traicionar ayuda a que no de coronavirus”.

De ahí, y por múltiples factores y acciones, dimes…diretes, declaraciones, desmentidos y no reconocimiento de palabras expresadas por él mismo, arrojan que en este momento no se le crea al Presidente de México que tenga Coronavirus. Lamentablemente así es. Pero además ya se encienden los focos de alerta, y el famoso “sospechosismo” se hace presente. Por lo que se espera que esta declaración de enfermedad sea una “cortina de humo” para cubrir algo que vendrá.

No se necesita ser muy docto para darnos cuenta que el sistema de salud del país ya colapsó, que no existen estrategias cabales de gobierno, y que también como ciudadanos no ponemos nada de nuestra parte en materia de prevención. Y también hay que ser contundentes, eso de que la federación señale o autorice que ya a título individual se pueda adquirir la vacuna, es mal augurio, pero también una mentira, pues no hay dosis disponibles.

Mientras, en redes sociales simpatizantes de la Cuarta Transformación y ciudadanos externan buenos deseos y muy malos hacia AMLO. Por este vía el debate sobre si es verdad o mentira el Covid-19 del Ejecutivo ya es de proporciones inimaginables.


*Vapuleado y humillado el liderazgo de Trinidad Martínez Pasalagua

José Trinidad Martínez Pasalagua sin duda es un líder michoacano, con más de 30 años en la defensa del sector transportista. Se ha desarrollado al frente de sectores del PRI, además de ser diputado local. Luego estuvo encarcelado por supuestos vínculos con la delincuencia organizada, situación de la cual salió libre y volvió para retomar su rol.

Recientemente pugnó por el establecimiento y desarrollo en Michoacán del partido Fuerza por México, mismo que en este momento preside su hija Karla Martínez, con la proyección de que su liderazgo en el ramo transportista garantiza presencia en toda la entidad, suficiente para la conformación de comités municipales y candidaturas en la entidad.

Pero a pesar de ello fue recientemente humillado, vapuleado y puesto en duda su gran liderazgo. El responsable de esta situación fue Pedro Haces Barba, presidente nacional de Fuerza por México, quien impuso como candidato de esta oferta por la gubernatura de Michoacán al “inalcanzable”: Cristóbal Arias Solís.

Evento que terminó en gritos y un rechazo rotundo de los presentes hacia quien también buscó la candidatura de Morena por la gubernatura de Michoacán. Incluso, sin dejarlo hablar y dejándolo en rotundo ridículo.

Situación lamentable, una vez que el presidente nacional de Fuerza por México debió dialogar primero con su partido en el ámbito estatal y no negociar en los obscurito. Pues ello dejó en un irreversible ridículo, además de poner en duda el liderazgo, a Trinidad Martínez.

Y en más ridículo quedará si se presta a la negociación con Cristóbal Arias, una vez que la humillación que le hicieron no tiene precio.

Irresponsables llamados a reuniones proselitistas

El contagio del Coronavirus sigue a la alza en Michoacán (40 mil 438 casos), y en todo el país (1 millón 763 mil 219 casos), y por el momento parece irreversible por lo que se han tomado medidas urgentes, como la obligación por ley del cubrebocas, prohibir reuniones masivas, cierre temprano de negocios y un día sin ellos, entre otras acciones.

*En este marco se desarrolla el proceso electoral 2020-2021, que habrá de tener su jornada electoral en junio del presente año. Mientras que en estas fechas corren las precampañas. Se han externado algunas opiniones acerca de la necesidad de suspender esta elección, sobre todo por el rencor social que se tiene hacia los partidos políticos y los gobiernos, sin embargo, eso es algo que no se verá. Además hay que tomar en cuenta que un ejercicio de este tipo sirve para reactivar la economía y el empleo temporal, muy necesarios en esta pandemia.

Ante este escenario urgen medidas inteligentes (como desde hace meses lo hemos comentado) para el desarrollo de precampañas y próximas campañas, pues es muy irresponsable desarrollar actos proselitistas en estos momentos de contagio.

Hasta el momento actores de todos los partidos políticos, en su calidad de precandidatos y próximos candidatos, no han dejado de desarrollar actos proselitistas, donde las medidas sanitarias son lo que menos se toma en cuenta, tal y como ha quedado registrado en las propias imágenes que promueven. Y es que estos eventos van en contra de las propias leyes de contención que se han emitido en Michoacán.

¿O es que los candidatos del partido en el poder tienen inmunidad?


13 vistas0 comentarios

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"