• Altorre

¡EL DISCURSO NO ES SUFICIENTE!



México Somos Todos¡¡

Septiembre 28.2020/ Por: Mauricio Mandujano

La promesa de combatir la corrupción ha sido sin duda en el discurso el arma más poderosa de la cuarta transformación, sin embargo, el discurso por sÍ solo no alcanza, ni repetir una y otra vez que “su gobierno no será recordado por corrupto” es suficiente, este gobierno en dos años ha dejado mucho que desear; hay que hacer que las cosas sucedan, pasar de las palabras a los hechos, de lo mediático a lo legal y más allá aún de las mentiras a las verdades, porque más temprano que tarde la realidad siempre se impone. Señalamientos a miembros del gabinete cercanos al presidente y renuncias de primer nivel nos muestran la cara oscura, la cara de la que no le gusta hablar a él.

Tampoco el insistente discurso de que la pandemia ha sido controlada y que estamos de salida es alentador pues el día a día nos sigue mostrando miles de contagios y cientos de muertes que suman ya más de 76 mil, así pues, ninguna de las cifras o estadísticas basadas en la disponibilidad de camas de hospital aligeran la carga de más de 6 meses de incertidumbre, señales contradictorias y falta de congruencia en el manejo de la epidemia.

La recuperación económica parece también un tema resuelto en el discurso oficialista pues hasta se atreven a calificarla post-pandemia, sin embargo, la realidad es que el impacto se debe en gran medida a factores como la disminución de inversiones, la falta de recursos fiscales y una gestión fallida de mitigación de daños de la pandemia, lo que hace inminente vislumbrar una lenta y larga recuperación económica de acuerdo a la opinión y análisis de instituciones nacionales e internacionales especialistas en la materia, pero sobre todo a lo que a diario vivimos miles y miles de mexicanos.

Millones de empleos se han perdido y muy pocos se han logrado recuperar incluso en las cifras oficiales que tratan de magnificar esa mínima recuperación que, sin subestimarla resulta muy poca para la magnitud del problema.

El discurso de que vamos bien, que la inseguridad baja y la gobernabilidad crece, definitivamente es de otro planeta, la seguridad y la tranquilidad no la sentimos, no la tenemos, lo vemos todos los días, homicidios, delitos de todo tipo, la violencia contra las mujeres en aumento y la falta de sensibilidad de las autoridades evidente ante hechos denigrantes que cada vez laceran más a nuestra sociedad.

El solo discurso no alcanza para la unidad, cuando en cada mañana hay alguna ocurrencia del presidente que pareciera intencional tratando de marcar agenda y desviar la atención de los temas importantes, enfocado en la disputa de los buenos contra los malos, obsesionado en ese llamado permanente a la polarización lleno de soberbia y centralismo.

Como mexicanos debemos ser conscientes de la responsabilidad civil que tenemos enfrente cada uno de nosotros desde nuestro entorno, desde nuestra familia, desde nuestro trabajo, desde nuestra comunidad, hagamos nuestra parte y exijamos al gobierno que vaya más allá del discurso, queremos hechos tangibles y no palabrería, queremos resultados más que frases repetidas, queremos trabajo y compromiso más que quejas y reclamos, queremos que el gobierno se ponga a trabajar en lo importante, en lo urgente porque México nos necesita, porque México somos todos.

5 vistas

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"