• Altorre

EL REY VA DESNUDO…




Así se ve, lo que se dice…

Julio16/ Por: Alberto Torres Arias.


Esta mañana el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, exhibió en cadena nacional, (la que sin recato utiliza), un texto que emitieron intelectuales, periodistas, y personas de la sociedad civil que no comulgan con su manera de gobernar. Utilizó para tan notable exhibición, nada más y nada menos; que a quien cumple las funciones de ‘arlequín’ al interior del PALACIO Nacional.


Ahí pues, rodeado de la corte real; unos por ganas y otros a huevo, el monarca mexicano, pidió a su vasallo diera lectura al texto que la muchedumbre había publicado en estrados de uno de los periódicos más populares del ‘reino’ (El Universal). 

En él, los intelectuales, periodistas, y representantes de la sociedad civil, dieron cuenta de las tropelías que el monarca del Zócalo capitalino, realizó durante los primeros 20 meses de su monarquía, y en los que miles, si no es que cientos de miles, cuestionan por su desatino. 

 Me llamó la atención el hecho de que el presidente de México, permitiera y diera tribuna pública, en red nacional, a un texto que sin duda alguna le molestó, le indignó y le encorajinó.

Sin embargo, no dejo de pensar que es una buena estrategia que utilizó sin lugar a dudas, por la proximidad de las elecciones del 2021. 

En su revire, López Obrado no se permitió recato, y soltó la piedra con la certeza de que daría en el blanco “nos vemos en el 2021”. 


No se puede cuestionar por ningún motivo, la inteligencia de López para tratar temas electorales, lo hizo durante casi dos décadas y lo sigue haciendo tras la banda presidencial, es un tema que definitivamente maneja a la perfección y que domina plenamente. Como se diría en el argot popular "es un perro con él colmillo muy largo".


Por el contrario, sus adversarios políticos, no pueden o más bien, han podido atinar estrategia contundente que les de los resultados que esperan. El tiempo pasa y el avance es lento. "Y las ovejas, rumian a la espera del lobo". 

Permitir la lectura de la carta de los intelectuales, en medio de una crisis por la pandemia de coronavirus, los más de 37 mil muertos por COVID-19, la llegada de Lozoya, la inseguridad, matanzas en Guanajuato, y de cara al Gobernador de Jalisco, integrante del BOA. Fue 'la tormenta perfecta' para el señor López. 

Un perfecto escenario estratégico que bien utilizó para pretender salir del impresionante 'abismo' de incongruencias que encierra la falta de atención a la pandemia que deriva en miles de pérdidas humanas por Coronavirus, o peor aún, la corrupción que se cierne sobre la CFE, “La corte Real”. ¿a ver si le resulta?.  


Un perfecto revirar en cadena nacional porque desde ahí, pudo lanzar una serie de improperios, descalificaciones, y acusaciones de notas falsas, (pan de cada día en las mañaneras) y descalificar el justo reclamo nacional de millones de mexicanos inconformes por el desastre nacional con el que se administra este país. 

 Responder la carta de los intelectuales con un “Celebro que escritores y periodistas que han defendido desde siempre el modelo neoliberal o neoporfirista se agrupen, se definan y dejen de lado la simulación para buscar restaurar el antiguo régimen, caracterizado por la antidemocracia, la corrupción y la desigualdad”.

Fue el bálsamo anhelosamente esperado, el agua en el desierto, la vianda para el hambriento. Que muchos estaesperando.  


Pues con esas palabras, justificó su inoperancia, incapacidad e incompetencia para gobernar, este país que a ojos del mundo, se cae a pedazos. 

El uso de la palabra “neoliberal”, y o “neoporfirista”, suena bonito para quienes buscan hacerse del poder 'saltando' de partido en partido, los llamados “chapulines”. Esos que hoy pululan y cuchichean en los pasillos de Palacio Nacional y alaban a cada momento incoherencias y mentiras. A esos si les sirvió su discurso de descalificaciones. 

Para finalizar cito la última parte de su retórica descalificación, al texto de los intelectuales. “El rey va desnudo” 


Dejó. Señor presidente, la duda en muchos que le escuchamos, hoy la pregunta sería, ¿quiénes son los tontos, los intelectuales?, ¿o los ya menos de 30 millones que votaron por usted y que hoy ven al rey desnudo?.


Para quien no conoce la fábula. EL REY VA DESNUDO... 


Se las comparto de manera íntegra… 


Porque; Así se ve lo que se dice…




En un lejano país, su monarca se entera  que unos famosísimos sastres están de paso por su reino. Sin perder tiempo, los convoca para que le confeccionen su mejor indumentaria. Los sastres, luego de disfrutar un buen tiempo los beneficios que le brinda la vida en la corte  del Rey, le comunican que han terminado su trabajo y anuncian a quien quiera escucharlos que han confeccionado para el Rey el traje  invisible más hermoso del mundo, tan hermoso que “sólo los tontos no pueden verlo”. Proceden entonces a quitarle la ropa al Rey y mediante aparatosos ademanes le colocan el nuevo traje invisible. Por supuesto que el Rey se ve desnudo, pero no lo reconoce porque no quiere aparecer como un tonto frente a tan famosísimos sastres. Convoca entonces a sus colaboradores, a quienes les pregunta por la belleza de su traje. Superada la sorpresa de ver al Rey desnudo y enterados que semejante traje es tan hermoso que “sólo los tontos no pueden verlo”, toda su corte afirma que el traje es el “más hermoso del mundo”, lo cual convence definitivamente al Rey y los sastres siguen su viaje  con un suculento pago por su trabajo, dejando al rey y a su corte muy satisfechos y agradecidos. Así el Rey paseaba desnudo por su palacio luciendo su traje invisible, el más hermoso del mundo. Un día  decidió que su pueblo merecía también disfrutar la hermosura de su traje y sale del palacio para recorrer su reino. El pueblo lo ve desnudo, pero por temor a contradecirlo, no dice nada. Hasta que un inocente niño lo descubre y grita: “¡El Rey está desnudo!”

Recién entonces el rey se mira y descubre la verdad: había sido engañado.