• Altorre

Incendios forestales, fenómeno que se debe prevenir para evitar daños a nuestra biodiversidad


Foto: Archivo/ Altorre


Los bosques son uno de los mayores tesoros naturales de Michoacán: Semaccdet


Morelia, Michoacán, a 12 de mayo de 2020.- Michoacán es un estado con gran riqueza vegetal, al contar con una extensión de 5.8 millones de hectáreas de áreas naturales, 72 por ciento de ellas son de vocación forestal, es decir 4.2 millones de hectáreas. De estas últimas, se estima que aún se conservan 2.2 millones de hectáreas de bosques y selvas.


Por esta biodiversidad, es necesario insistir en el trabajo de prevención de incendios forestales en la entidad, dijo Saúl Sáenz García, jefe de Departamento de Incendios Forestales de la Comisión Forestal de Michoacán, Cofom, quien compartió la plática sobre la Prevención de Incendios Forestales en Michoacán y su Impacto al Medio Ambiente, la cual se presentó en vivo por el Facebook Live de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Semaccdet, como parte de las actividades por el Mes de la Naturaleza Michoacana.


Aseguró que en Michoacán en los últimos 20 años se han perdido debido a incendios forestales, tala ilegal y cambio de uso de suelo, 1.2 millones de cubierta arbórea. En el histórico 2005 al 2019, el Estado de Michoacán se ubica dentro de las primeras diez entidades a nivel nacional por el número de incendios registrados y la superficie afectada.


Los incendios forestales tienen muchas repercusiones sobre la diversidad biológica. A escala mundial, son una fuente importante de emisión de carbono, contribuyendo al calentamiento mundial que podría modificar la biodiversidad.


En los planos regional y local, modifican el volumen de biomasa, alteran el ciclo hidrológico con consecuencias sobre sistemas marinos como los arrecifes de coral, e influyen en el comportamiento de las especies vegetales y animales.


Los incendios forestales no solo tienen aspectos negativos, hay positivos, mencionó Saúl Sáenz que ayudan a mantener los ciclos naturales de los bosques, que incluyen el reciclaje de nutrientes, además que la presencia de fuegos de pequeña magnitud puede prevenir incendios catastróficos.


La mayor afectación por incendios forestales se registra entre los meses de marzo-mayo, coincidiendo con el periodo de mayor sequía en Michoacán y en mayor porcentaje, a los provocados/inducidos por el uso del fuego como herramienta para la preparación de tierras en las áreas agropecuarias y en los últimos años, por cambio de uso del suelo forestal al cultivo de aguacate y frutillas, entre otros.


Recordó el encargado de este tema en la Cofom, que actualmente se desarrolla la campaña mediática “El Fuego no es un Juego” para informar sobre los efectos negativos del fuego en nuestros recursos naturales y que la ciudadanía conozca la importancia de prevenirlos. 


Este miércoles continuarán las conferencias preparadas por la Semaccdet, con el tema “Bioculturalidad: Pueblos Originarios y Naturaleza en Michoacán” que dará el doctor Pablo Alarcón Chaires, en punto de las 11:00 de la mañana.

16 vistas

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"