• Altorre

La Mesa de Tzitzio, área natural protegida que forma parte del patrimonio natural de Michoacán

  • Alberga un gran número de especies vegetales y de fauna, además de zonas para actividades de ecoturismo

Morelia, Michoacán, a 24 de septiembre de 2020.- La Mesa de Tzitzio cuenta con un complejo de manantiales conocidos como de montaña, los cuales emergen de las distintas formaciones rocosas que están presentes en el lugar donde se ubica, el municipio de Tzitzio.


Esta característica natural, además de la captación y filtración de agua, hace que la zona provea de servicios ambientales como mitigación de los efectos del cambio climático, generación de oxígeno, retención del suelo y refugio de fauna silvestre, así como la belleza escénica que representa para los visitantes a esta Zona Sujeta a Preservación Ecológica, decretada el 14 de marzo de 2003.


Cuenta con una extensión de 212.85 hectáreas, es de propiedad comunal y se localiza al noroeste de Tzitzio y al sureste de la localidad Pie de la Mesa, que se ubica a unos 30 kilómetros de la cabecera municipal de Charo, demarcación vecina.


Es una meseta de forma irregularmente circular, con algunos accidentes en su relieve y algunas pequeñas colinas en barranquillas. El macizo donde se ubica forma parte de un pequeño brazo de las estribaciones de la Sierra de Otzumatlán en la vertiente sur del Eje Neovolcánico Transversal.


La Mesa de Tzitzio es una zona forestal de bosque de Pino-Encino, alberga gran diversidad de fauna, proporciona valores escénicos y paisajísticos. Aquí se pueden encontrar especies como pino (Pinus michoacana y Pinus oocarpa), encino (Quercus crassifolia y Quercus magnoliifolia), venado cola blanca (Odocoileus virginianus), conejo (Sylvilagus cunicularius), ardilla de árbol (Sciurus aureogaster), zorrillo (Mephitis macroura), clarín jilguero (Myadestes occidentalis), mulato azul (Melanotis caerulescens), tordo de capa rojiza (Catharus frantzii), rascadorcito coronirrufo (Melozone kieneri) y salamandra o tlaconete pinto (Pseudoeurycea belli).


Este sitio es también una alternativa para la investigación científica, porque en sus 212 hectáreas se pueden realizar actividades de educación ambiental y actividades turísticas, ya que cuenta con un camino de acceso, caseta de vigilancia, mirador, senderos interpretativos, caminos para hacer ciclismo, así como instalaciones para acampar y que las familias pasen tiempo en contacto con la naturaleza.

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"