• Altorre

Llama Arquidiócesis de Morelia, celebren las misas como de ordinario.




LA ARQUIDIÓCESIS DE MORELIA ANTE LA DECLARADA PANDEMIA DEL COVID-19.


Morelia Mich., a 18 de Marzo de 2020.- A mis hermanos obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados y consagradas y a todos los fieles laicos de esta amada Arquidiócesis de Morelia.


Muy queridos hermanos y hermanas, les saludo con el afecto de siempre en Cristo, nuestra Paz.


Los Obispos de México, ante la ya declarada pandemia por el coronavirus (COVID- 19), hemos hecho un llamado al Pueblo que Peregrina en México para tomar las medidas preventivas necesarias, y para evitar el contagio y la propagación. Les recuerdo que estamos en la primera fase de la contingencia.


Tomando en cuenta las medidas sugeridas por la Conferencia del Episcopado Mexicano dispongo que en nuestra Arquidiócesis de Morelia:


1. Quedan dispensados de la obligación de la Misa Dominical los fieles que por

temor al riesgo de contagio prefieren no asistir.


2. A los sacerdotes les pido que celebren las misas como de ordinario, se mantengan abiertas las puertas de los templos con las indicaciones pertinentes para tomar las precauciones necesarias y para que la gente pueda acudir a orar, dando preferencia a la exposición el Santísimo Sacramento con el debido cuidado, para que los fieles puedan adorar al Señor, buscando consuelo y fortaleza en estas circunstancias, haciendo con más devoción la “Comunión Espiritual”.


3. También a los sacerdotes les recomiendo, de ser posible, faciliten la transmisión por las plataformas digitales y los medios de comunicación públicos y privados, de modo que los fieles puedan unirse espiritualmente a los misterios de la fe.


Por parte de la Arquidiócesis se transmitirá la Eucaristía Dominical vía internet desde Catedral (facebook.com/arquimorelia) en tres horarios: 9:00 am, 12:00 pm y 6:00 pm.


4. Recuerden los sacerdotes continuar con las indicaciones de la comunión en la mano

(que ésta sea opción del feligrés) y suplir el saludo de la paz con algún otro gesto.


5. A todos les recuerdo evitar el saludo físico antes y después de las celebraciones, continúen las medidas preventivas sugeridas, con la conciencia de que es preparación para el caso de pasar a la fase 2 o 3 de la contingencia.


6. En cuanto a las celebraciones de Semana Santa y demás reuniones o encuentros de pastoral, esperemos a conocer la evolución de la contingencia, ya que se tenga información e indicaciones puntuales de las autoridades sanitarias y de mi parte, podrán conocer el modo de proceder.


7. Si alguien presenta algún síntoma, que personalmente se aisle y acuda al sector salud como nos ha indicado la Secretaria de Salud, o llamar a los tel: 800 123 2890 y 800 004 4800.


Queridos hermanos, evitemos caer en el pánico y la alarma ante esta pandemia. Al mismo tiempo, evitemos tomar a la ligera esta circunstancia y las instrucciones de nuestras autoridades. Recordemos que si las escuelas, universidades y algún centro laboral suspenden sus actividades, no se trata de tomar vacaciones, sino de un tiempo para acatar personalmente las medidas preventivas y organizarnos para ayudarnos unos a otros a estar en casa, promoviendo la capacitación y la colaboración para a detener la posible presencia del virus y atender a los que desgraciadamente sean contagiados.


La Pastoral de la Salud de nuestra Arquidiócesis ofrece subsidios como: Información-Oración-Prevención, Tríptico Informativo Básico y Campaña Eclesial de Prevención al Contagio del COVID-19.


Todos participemos y colaboremos con las medidas preventivas y preparémonos y colaboremos para ayudar a quien lo necesite en solidaridad y fraternidad.

Por otro lado, si nos tenemos que guardar en casa, aprovechemos este tiempo para convivir en familia; para leer en familia las lecturas de la Misa; para orar juntos con el Santo Rosario o el Viacrucis; para leer un buen libro; para avanzar en el estudio escolar o universitario; para ver alguna buena película, que puede ser sobre la vida de algún santo, o alguna película bíblica. Saquemos el máximo provecho de nuestra estancia en casa, que es nuestra Iglesia Doméstica.


Estemos atentos a las indicaciones de la Secretaría de Salud Pública Federal y Estatal, y tomemos las debidas medidas de prevención y actuación. Encomendémonos a Nuestra Sra. de la Salud, que Ella interceda por todos los enfermos a causa de este virus en el mundo y ahora en nuestro País y que nos ayude a enfrentar juntos esta contingencia sanitaria.


En Cristo, nuestra Paz.

+ Carlos Garfias Merlos

Arzobispo de Morelia Vicepresidente de la CEM

12 vistas

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"