• Altorre

Ni caprichos, chantajes o presiones, en la aplicación de la Ley. Advierte el Gobierno a Urapicho.


  

Morelia, Michoacán, 7 de octubre 2019.- “Tenemos que llegar a un nivel en el que la ley se aplique y no estemos sujetos a caprichos o arranques o chantajes o presiones, porque si no entonces ya no vas a poder hacer nada porque usan estas prácticas recurrentes, y aunque sean delincuentes defenderlos. Pues no. Hay que esperar que sea el juez el que lo determine”.

Así se pronunció esta mañana el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, al responder al cuestionamiento sobre la situación de seguridad en la que se encuentra este día la Comunidad Indígena de Urapicho. 

El ejecutivo estatal en charla con medio informativos, sostiene que hoy la tranquilidad y la calma prevalecen en esta parte del municipio de Paracho, y desmintió que exista un levantamiento de gente armada. 

“Fueron los familiares los que reclamaron por su retención, punto (…). Lo otro creo que fue un exceso; se facilita ahora por las redes, hablar de eso del anuncio que hicieron de un supuesto alzamiento, pero no” acotó el gobernador. 

 Aureoles Conejo sostiene que la situación en Urapicho está controlada, y en calma. 

“Está, digamos, tranquilo. Esta situación que se vivió ayer con algunos habitantes de Urapicho, fue motivada de manera específica, por los familiares o amigos de una persona que fue requerida por la Fiscalía por tener pendiente orden de aprehensión, en consecuencia, presunto culpable de algunos delitos que se imputan” Sostuvo Aureoles. 

Agregó, que ese delito si está considerado como grave por lo que recomendó a los familiares, buscar la asesoría de un abogado, ya que las acciones que están realizando para tratar de intimidar o ejercer presión, solo agravan la situación del detenido. 

Finalmente sentenció que será un juez, el que determine la situación jurídica y penal del detenido y reiteró no será con un Urapicho alzado como se resuelvan las coasa.