• Altorre

No podemos pensar en desarrollo, si tiempo de vida de negocios se reduce: Antonio Soto



-Previo a la pandemia, el INEGI reportaba un periodo de vida de 7.8 años para los negocios en México, situación que ahora se ha agravado


MORELIA, Mich., 17 julio 2020.- En México no podemos pensar en el desarrollo para el país, si el tiempo de vida de los negocios se ha reducido aún más, debido a la ausencia de una política económica efectiva frente a la contingencia sanitaria por el Covid-19, apuntó el diputado Antonio Soto Sánchez, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.


El legislador señaló que la situación de sobrevivencia de los negocios era grave previo a la pandemia, cuando el INEGI reportaba un periodo de vida de 7.8 años para los negocios, situación que ahora se ha empeorado.


“En estos momentos las perspectivas de crecimiento para el país no existen, por el contrario, el retroceso es un hecho estadísticamente palpable y muy doloroso en la realidad, porque cuando la mayoría debe destinar sus ingresos para procurarse sólo alimento, transporte, y casa, sin posibilidad de ahorrar, invertir o desarrollarse, el futuro de una nación se ve cercenado”.


Antonio Soto recordó que son sólo el cinco por ciento de los negocios los que emplean al 30.7 por ciento del personal ocupado en el país, y es precisamente ese cinco por ciento el que ha sufrido las embestidas más duras durante esta crisis sanitaria, lo que ha derivado en la pérdida de más de un millón de empleos formales.


Apuntó que nueve de cada diez empleos que se han perdido en México durante la crisis sanitaria, con trabajadores con un ingreso de dos salarios mínimos, es decir, población que venía ya arrastrando situación de desventaja en su desarrollo”.


Recordó que conforme los datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Información (INEGI), son los alimentos y las bebidas no alcohólicas preparadas y consumidas generalmente en el hogar, el principal gasto de los mexicanos, es decir, su mayor preocupación es tener qué comer.


El legislador subrayó que en la medida en que en México se siga apostando sólo a la dádiva pública como medida de apoyo a la población, sin generar esquemas que permitan un desarrollo efectivo, la crisis económica derivada de la pandemia tendrá efectos muy nocivos en el mediano plazo, por lo que es necesario que las autoridades federales tomen con mayor seriedad este problema.