• Altorre

Por aquello del BOA.

De la RED.

Por: Juan Benito Coquet.

10 de junio 2020

Nota en seguimiento a mi llamado a los partidos de oposición para ir en un frente común a la elección de 2021.

Ahora que parece materializarse esta posibilidad, es importante tener en cuenta algunas características del proceso electoral del año entrante:

- Va a ser una de la elecciones más grandes en la historia del país por la concurrencia de elecciones federales, estatales y municipales: 21,368 cargos en disputa.

- Se van a elegir 500 diputados federales, 15 gubernaturas, 30 congresos locales, 1900 ayuntamientos, 16 Alcaldías en la CDMX y 431 Juntas Municipales.

- Se van a instalar 116 mil casillas en el país y se estima que participarán en la organización y desarrollo de esos comicios, así como en la votación, alrededor de 95 millones de personas.

- Por primera vez se dará la modalidad de la reelección en las diputaciones federales de mayoría.

Todo esto exige de una planeación muy detallada de las alianzas y coaliciones ya que el proceso electoral da inicio formal el mes de septiembre del presente año.

En el ambiente de polarización que priva en el país, conviene que los partidos políticos de oposición no caigan en el discurso provocador y de odio del presidente, ya que lo único que provocaría eso sería exacerbar los ánimos y que cada grupo se se asiente en su identidad política.

El discurso de odio, resentimiento y rencor solamente genera más polarización y no le dice nada ni activa a las militancias y menos a los indecisos.

Aquí es es donde hay que entender y aplicar la teoría de George Lakoff sobre los marcos mentales de las personas y la importancia de las palabras utilizadas en la política.

Lakoff es un linguista consumado, discípulo de Noam Chomsky que concibe los marcos mentales como patrones que operan en el cerebro de las personas al recibir determinados mensajes. Cuando utilizamos el lenguaje violento y provocador con los mismo términos empleados por AMLO y Morena, lo que hacemos es activar el marco de sus afiliados, no de los nuestros.

Lo que hacemos es alimentar al monstruo.

Los partidos deben activar o reactivar los marcos mentales de sus militantes y simpatizantes: hacerles sentir lo que han perdido y pueden recuperar con la elección.

En la teoría la Lakoff los marcos mentales tienen que ver con la educación que reciben las personas de sus padres y el tipo de valores que imperan en el hogar.

Lakoff ilustra su teoría diciendo: "NO PIENSES EN UN ELEFANTE", y lo primero que vamos a activar en nuestras mentes es la imagen de un elefante, Por eso al utilizar el mismo lenguaje de nuestros adversarios políticos, aunque sea en un sentido negativo, activamos su marco mental.

No le decimos a nuestra militancia lo que está perdiendo en la situación actual, donde su situación existencial y patrimonial esta en riesgo; un modo de vida que les quieren quitar y que solamente se va a recuperar con más democracia, equilibrio de poderes y Estado de derecho, y sobre todo una economía que produzca, no que pierda.

Sin duda, la pandemia va a influir de manera sensible en los comicios de 2021. Por eso los partidos tienen que ser muy cuidadosos con el manejo comunicacional de este problema hasta ahora el desgaste lo tiene el gobierno federal y ahí debe quedar.



8 vistas0 comentarios

​Morelia, Michoacán - contacto@altorre.com

© 2017 por "Altorre"