• Altorre

“Por sus vidas y por su madre, quédense en casa”: Morón.



Morelia, Mich., 18 abril 2020.- Al cumplir una semana más de aislamiento por la contingencia sanitaria, de COVID-19, el alcalde de la ciudad, Raúl Morón Orozco, pidió a la población, extender la paciencia y la solidaridad, cuidando a los que más se quiere, a las madres, a los hijos, a la familia. Por ello y de manera reiterada señaló “Por sus vidas y por su madre, quédense en casa”.


Por otra parte el alcalde morenista advirtió, a comerciantes de los tianguis, conocidos como Sobre Ruedas, "se cerrarán mercado sobre ruedas, tianguis, y establecimientos si no se cumplen los protocolos, ante avance de la pandemia de COVID-19". 


En cuanto a las medidas preventivas para salvaguardar la vida de las personas que no cuentan con familiares, o vivienda en la ciudad y que están identificados como “indigentes”, el munícipe Morón Orozco dijo que se está buscando como se les deberá dar tratamiento, a estas personas que en muchos de los casos se resisten a ser resguardados en centros de aislamiento, pero advirtió “aunque no quieran, si están contagiados, o representan riesgo lo tendremos que hacer”. 


Por otra parte y en cuanto a las despensas que se pretenden adquirir con el programa Haz Barrio Vale, Raúl Morón Orozco señaló que toda el área social del Ayuntamiento tendría que atender la demanda de beneficios que no tenga apoyos del Gobierno Federal, pues es a ellos a quién estará dirigido el programa. 


Agregó que esta semana que concluye se distribuyó los apoyos alimenticios en las comunidades, de manera gratuita y hasta la puerta de los hogares, con la finalidad de que la gente no se desplace, y en Morelia también se está haciendo a domicilio. Y subrayó “sin costo alguno para los usuarios”.  


Morón Orozco agradeció la solidaridad de los transportistas, y de los abarroteros, que de manera solidaria han colaborado unos llevando las despensas y otros con productos a bajos costos. 


El alcalde de la ciudad señaló, se mantiene vigentes las 11 líneas de apoyo psicológico del Ayuntamiento. 


“Hay gente que no está acostumbrada a la convivencia con la esposa, el esposo, los hijos y esto genera tensión y desesperación, pero estos casos ya han sido atendidos en las 11 líneas que tiene el municipio”. Concluyó.