top of page
  • Foto del escritorAltorre

Verano Peligroso.




Así se ve, lo que se dice...

Por: alberto Torres/ altorre.


Inicia julio y con él, una gama de oportunidades para recorrer México, entre la zozobra y el placer.


Morelia, Mich., 1 de julio 2024.- Desde La Paz en Baja California, hasta la Península de Yucatán, los estados nos muestran sus mejores trapos, sacan del armario la vajilla nueva, nos muestran su fachada recién pintada y nos prometen la luna y las estrellas. Sin embargo, la realidad de esta hermosa tierra, que es México, deja mucho que desear.

El clima de violencia e impunidad se percibe a cada paso. La permisión del Estado para combatir, controlar y erradicar a los grupos delictivos es un mero cuento de hadas. Está claro para los mexicanos que hasta tendríamos que pedir permiso para cruzar algunos de los municipios del país. Como sucede en Michoacán, que desde la llegada de la actual administración que encabeza Alfredo Ramírez Bedolla, se sugirió que no se podría recorrer algunos municipios porque se corría el riesgo de ser ‘levantado’ e incluso se podría perder la vida.


El gobernador señaló en una de sus mañaneras semanales que unos trabajadores habían cruzado terrenos de un grupo delictivo y que por esa razón los habían detenido y posteriormente acribillado. Algún medio de comunicación, impactado por tales declaraciones, sugirió al gobernador que señalara entonces por dónde podría transitar el ciudadano para evitar ser secuestrado o, mejor aún, que hiciera público un “Atlas de riesgo del territorio michoacano” para que así los ciudadanos, propios y extraños, contaran con un instrumento que sirviera como base de conocimiento del territorio y de los peligros que pueden afectar a la población y a la infraestructura de tráfico. Se propuso pues que el gobernador mostrara por dónde se podría transitar sin peligro de muerte. Como ya es costumbre, se implementó la política del ‘avestruz’ y el problema escaló.


Hoy, a casi tres años de iniciada la denominada 4T (cuarta transformación), las cosas han empeorado, el atlas de riesgo ha crecido, la inseguridad galopa por prácticamente todo Michoacán y no existe poder humano y menos aún capacidad política que pueda detenerlo.


Así que si usted quiere, a pesar de ello, recorrer este bello estado, tenga en cuenta algunas cuestiones:


1. Por ningún motivo, razón o circunstancia viaje de noche. El riesgo de ser detenido o atacado es mucho más grande. Esto no quiere decir que durante el día no suceda, solo que hay un 50 por ciento menos de probabilidades. Ojo con esto.



   2. No se detenga en tramos carreteros donde no haya un paradero vehicular o estación de servicios. Si lo hace por alguna situación obligada, trate de no demorar y siga su marcha lo más pronto posible.

   

3. De ser posible, no se detenga hasta llegar a su destino. Hay grupos criminales que observan en los puestos de abasto qué llevas, cuántos van, si son menores, mujeres, adultos e incluso mascotas. Es preferible no detenerse en ningún sitio.

   

4. Manténgase alerta durante todo su viaje, no se distraiga, y si alguien sospechosamente lo rebasa y revisa de manera visual, trate de llegar lo más pronto posible a algún puesto o caseta e informe del incidente.


5. Recuerde que no todos los uniformados son personas que representan la ley. Hay gente que utiliza el uniforme e incluso las unidades oficiales para delinquir, por ello no confíe demasiado en la policía y, si es posible, manténgase lejos.

   

6. Revise que cuando salga al camino, el auto esté en perfecto estado mecánico. Recuerde que cualquier contratiempo que lo obligue a detenerse en lugares desolados pone en riesgo su vida y la de los que viajan con usted.

   

7. Al llegar a su destino, se encontrará con otra alerta. No permita caer en el gancho de invitaciones a desayunos fuera de la franja hotelera. Estos son en muchos casos “caza turistas” que pretenden extraer dinero, información, o bien hasta podría perder su vehículo o la vida.



   

8. En los hoteles, mantenga sus propiedades valiosas lejos de la vista tanto de empleados como de otras personas. Hay ‘halcones’ que están viendo qué lleva para arrebatárselo en cualquier descuido.

   

9. En los denominados pueblos mágicos, no deje artículos que aunque en muchos casos no consideramos valiosos dentro del auto a la vista de los transeúntes, pues en ocasiones incluso una prenda de vestir puede ser la causa de un cristalazo a su auto. No deje nada a la vista.


Y finalmente, no descuide a sus hijos e hijas de todas las edades, pues aunque los pequeños corren más riesgo, los adolescentes son hoy el objetivo de grupos de trata de personas. Manténgase alerta y desconfíe hasta de su sombra.


Pareciera un texto de película de terror, pero desafortunadamente no es así, esa es la realidad de nuestra tierra y de nuestro México, más aún cuando después del pasado proceso electoral le otorgamos ‘el sartén, el mango, la cuchara y el plato al gobierno de la 4T y a su política de crear resultados pero de paternalismo popular.




Hasta la vista, baby...

Comments


bottom of page